6 cosas que debemos considerar antes de elegir un horario de publicación

Las redes sociales son fundamentales en la economía actual. Por eso, las grandes empresas se han visto en la necesidad de adaptarse a este nuevo medio de comunicación.

Horario de publicación

 

Es importante que las empresas logren establecer una sólida presencia en las redes sociales publicando contenidos tipo blog y que no se limiten, exclusivamente, a compartir sus productos. Pero, las compañías deben ser cautelosas con esta iniciativa; no se debe publicar contenido de forma tan seguida, ya que esto podría considerarse molesto.

Alcanzar un balance es algo que se puede lograr a través de la experimentación, utilizando herramientas que estudien el tráfico de usuarios en la página web. Hay muchos elementos que pueden ser útiles para conseguir dicho balance, y en este artículo, compartiremos algunos de ellos.

 

1. Reconocer al público meta

El primer paso consiste en identificar a quién se dirige nuestro contenido.

Imaginemos a nuestro cliente ideal y pensemos en las necesidades que tendría esa persona. Esto significa que debemos investigar qué plataformas sociales prefiere, a qué hora se conecta en línea y qué tipo de contenido le gustaría ver.

Pongámonos en los zapatos de nuestros clientes; descifremos en qué lugares buscan la información que más necesitan, y de qué forma podemos brindarles dicha información.

Antes de publicar algo, analicemos por qué estamos compartiendo esa información. Asegurémonos de que sea importante para nuestro público meta, a quien en este punto, ya deberíamos conocer.

Asegurémonos de que nuestra publicación posea un estilo y un formato legible y fácil de leer. Recordemos que no estamos escribiendo un ensayo académico.

Para que nuestro texto logre hacer eco en la mente de nuestros lectores, debemos presentar la información de una forma comprensible. Tomemos nota de los nombres y las frases más comunes entre ellos.

Descubramos e involucrémonos en las interacciones de nuestro público meta a través de varios métodos, tales como degustaciones y encuestas para averiguar si podemos acceder a lo que están buscando.

 

2. Publicaciones periódicas: ¡Consistencia!

Digamos que ya sabemos lo que necesitamos. Ya conocemos a nuestro público meta y ya sabemos cómo conseguir su atención. Ahora, debemos preguntarnos si tenemos lo que se necesita para publicar contenido periódicamente, y de forma consistente.

Según fuentes como SocialMediaToday, los lunes, viernes y sábados son los mejores días para interactuar, especialmente en las mañanas. ¿Tenemos la disponibilidad de publicar contenido de calidad durante cada uno de esos días?, ¿Por cuánto tiempo? Si ya tenemos respuesta a dichas interrogantes, entonces estamos un paso más cerca de descubrir nuestro ritmo de publicación ideal.

No está demás decir que cada empresa tiene un ritmo distinto. Esto se debe a que cada audiencia es distinta, el contenido proviene de distintas fuentes, y también publican sobre diversos temas. Para determinar cuál es nuestro ritmo ideal debemos tomar en cuenta los siguientes datos:

Publicaciones consistentes

El día que escojamos como día de publicación siempre debe respetarse. Esto permite que nuestra audiencia se anime a buscar nuestros artículos en días específicos y también mejora nuestra imagen.

Evaluar los recursos

Debemos entender aquello que deseamos crear. Evaluemos el tiempo que tardamos en generar una publicación y cuánto tiempo nos toma publicarla. Esto nos ayudará a determinar la duración estimada.

 

3. Conocer los límites

Cuando todo comience a fluir, es posible que comencemos a publicar contenido con mayor frecuencia. Pero, al igual que publicar esporádicamente, publicar en demasía puede ser contraproducente para nuestro negocio. Debemos aprender a entender las necesidades de nuestros consumidores y a aceptar las críticas.

Las redes sociales pueden revelar con franca obviedad si nos estamos esforzando demasiado. Cuando esto sucede, lo ideal es frenar las publicaciones e incrementar la calidad de ellas. Puede que nuestras publicaciones ya no sean tan frecuentes, pero de seguro recibirán más visitas.

Estas son sólo algunas de las muchas cosas que deberíamos tomar en consideración una vez que descubramos nuestro ritmo ideal de publicación. Comencemos estableciendo metas y seleccionando a un público. Después, decidimos dónde localizarlos (Facebook, Twitter, etc.).

Una vez que lo hayamos encontrado, debemos pensar en nuestra imagen. Es hora de crear consistencia y establecer un horario de publicación para el público.

Una vez que hayamos logrado esto, comenzamos a publicar contenido y pronto veremos los resultados. Recordemos que debemos estar conscientes de nuestra imagen. Si tenemos la sensación de estar sobreactuando, tal vez tengamos razón. Debemos descubrir cuál es nuestro ritmo ideal de publicación y ¡comencemos a compartir contenidos hoy!

 

4. Entender cómo funciona cada plataforma

Las redes sociales son el epicentro de la vida social de muchas personas, y por eso, afectan de forma crítica la vida y los negocios.

Los miembros novicios en estas redes normalmente se preguntan cuál es la diferencia entre todas esas plataformas. No debemos preocuparnos. Estamos en el lugar indicado, pero existe una gran diferencia. Y esto puede orientar a las empresas en cuanto a qué contenido publicar y en qué plataforma. A través de este proceso, es posible alcanzar la atención del público meta. Sólo debemos responder las siguientes interrogantes:

¿Qué tan vigente es nuestra publicación?

Algunas plataformas giran en torno a las interacciones en tiempo real, mientras otras se desarrollan a lo largo de conversaciones continuas. Por ejemplo, la gran mayoría de las interacciones de Twitter ocurren en pocas horas, mientras que en Facebook, una publicación o estado puede durar varias horas e incluso días.

Por lo tanto, si en verdad resulta imperativo que nuestras publicaciones alcancen a nuestros consumidores de forma inmediata, las plataformas como Twitter y WhatsApp son ideales para nosotros.

Qué es más importante ¿hacer amigos o generar interacciones?

Existen plataformas como Facebook, cuya función consiste en acercar amigos y familiares, mientras que otras redes sociales se encargan de promover el diálogo entre las masas sobre temas de relevancia o eventos destacados.

¿El tiempo importa o no?

En algunas plataformas, la información podría prevalecer en el tiempo, mientras que en otras, se pierde rápidamente a través de cambios constantes. Por ejemplo, las noticias en vivo van de la mano con Twitter, mientras que las crónicas invariantes quedan mejor en Facebook.

¿Cuál es el mejor horario para publicar?

Existe un tiempo opcional que parece ser el predilecto de las masas para utilizar las redes sociales. Las horas matutinas son una buena opción para usar Twitter, mientras que en las tardes, Facebook parece robarse la atención. Debemos descubrir cómo nuestra empresa puede beneficiarse de cada red social y cómo podemos involucrarnos con nuestra audiencia a través de eventos y noticias para lograr una relación social con ellos.

 

5. El huso horario varía

Las diferencias en las zonas horarias suelen omitirse, pero son un grave problema para los negocios internaciones, especialmente cuando se trata de publicaciones.

Si somos nuevos dentro de la industria, es posible que nos topemos con algunos obstáculos para alcanzar a nuestra audiencia. En distintos países, se utilizan diferentes husos horarios. Por ejemplo, si estamos almorzando en Los Ángeles, alguien más estará yendo a dormir en España o la India.

Para que todo sea más sencillo, debemos estar conscientes de nuestro huso horario. También debemos entender en qué huso horario se encuentra nuestra audiencia para que la información más deseada llegue a ellos en el momento más conveniente.

Debemos escoger qué publicaciones son más acertadas según la hora del día para lograr captar la atención de la audiencia que vive en dicho huso horario. También debemos conocer qué red social tiene mayor concentración de gente y actividad dentro de dicha zona horaria.

Finalmente, debemos aprender cómo calcular el tiempo entre husos horarios para cambiar de uno a otro sin confusiones.

 

6. Saber cuál contenido es más apropiado

A medida que ganemos experiencia, podremos advertir cuáles publicaciones son más apropiadas y cuáles no lo son. Debemos saber cuáles jugadas son recomendables y cuáles no lo son, así como también debemos reconocer las actividades relacionadas con el proceso de publicación.

Por lo que aquí, tenemos un esquema. Por ejemplo, si nuestra especialidad consiste en publicar noticias, debemos seleccionar una red social que facilite compartir contenido instantáneo tal como Twitter. En cambio, si deseamos publicar un contenido atemporal, Facebook es una gran opción.

 

El tiempo lo es todo

Una publicación asertiva debe ser compartida en un momento idóneo. Por lo que debemos conocer los elementos de una buena publicación. ¿Cuáles son los elementos esenciales de una buena publicación?

Un título atractivo es capaz de captar la atención de nuestra audiencia, y funciona de maravilla. También deberíamos utilizar imágenes llamativas y vídeos (si es posible). Esto nos permitirá compartir nuestra visión con mayor facilidad.

Debemos publicar contenido corto, pero seductor.

Evitemos usar demasiadas palabras. La mayoría de las personas se cansan de leer antes de llegar a la mitad de un texto, si éste es muy largo.

Lo aconsejable es utilizar palabras clave. Este consejo nos ayudará a captar la atención de nuestra audiencia. Utilicemos una buena estrategia de mercadeo y compartamos nuestra publicación. Una vez que tengamos esto en mente,  estaremos listos para brillar.

Por lo tanto, ¿estamos listos para publicar nuestro trabajo? El tiempo lo es todo, podemos tener un impacto positivo si seguimos los pasos correctos. Si deseamos publicar contenido, no debemos hacerlo sin pensar; debemos hacerlo bien.

Dejar un Comentario